El martes 14 de mayo de 2024, el Colegio de Veterinarios de Sevilla recibimos la visita de D. Rafael Belmonte Gómez, diputado por Sevilla del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados, y actual portavoz adjunto de la Comisión de Trabajo, Economía Social, Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, como Secretario 2º de la Comisión de Sanidad, para tratar diversos temas relacionados con la profesión ante la solicitud de conocer de primera mano las necesidades y los proyectos de la entidad colegial.

A la reunión acudieron D. Santiago Sánchez-Apellániz García, presidente del Colegio de Veterinarios de Sevilla y D. Ignacio Oroquieta Menéndez, vocal del ICOVS.

Dentro de los temas de mayor interés, se aludió a la Ley 5/2023, de 7 de junio, de la Función Pública de Andalucía y el tratamiento que dicha norma hace en relación a los veterinarios. Otro asunto de especial relevancia fue la necesidad de que la profesión veterinaria sea incluida definitivamente entre aquellas que puedan acceder al Cuerpo Superior de Inspección de Medio Ambiente y Cuerpo de Subinspectores de Medio Ambiente de Andalucía, según acordó la Comisión de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul de la Junta de Andalucía, al estar considerada la Veterinaria una profesión sanitaria desde el año 2003 y tener conocimientos específicos en materia medioambiental.

En cuanto a la nueva Ley 7/2023, de 28 de marzo, de protección de los derechos y el bienestar de los animales (“Ley de Bienestar Animal”) Sánchez-Apellániz García y Oroquieta Menéndez trasladaron la manera en la que ésta afecta a la profesión y a los ciudadanos en materia de Salud, Bienestar Animal y Salud Pública, en temas relacionados con la eutanasia, los tratamientos médicos obligatorios y la gestión de colonias felinas, entre otros, mencionando los costes que llevan asociados.

En relación a las Oficinas Comarcales Agrarias (OCAS), se habló de la problemática actual que existe derivada del escaso personal veterinario que trabaja en las mismas; por otro lado, se mencionaron las competencias atribuidas a la Veterinaria en el campo de la Bromatología y la Seguridad Alimentaria, siendo muchas de ellas exclusivas de los veterinarios, refiriéndose a los posibles conflictos que pueden surgir con otras especialidades ejercidas desde otros entornos profesionales.

Desde la entidad colegial sevillana recalcamos nuestra firme postura a favor de la bajada del IVA de los servicios veterinarios, actualmente situado en el 21%, recordando las numerosas acciones que desde el Colegio de Veterinarios de Sevilla hemos realizado junto con el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Veterinarios para volver al tipo de IVA reducido de 2012, ya que es el único modo de preservar la salud de la población y de los animales.

Finalmente, y en cuanto a la pertenencia del ICOVS a la Unión Profesional Sanitaria de Sevilla (UPROSASE), se trasladó la importante y necesaria colaboración entre los distintos colegios sanitarios tanto en el ámbito profesional como en el plano social, para defender con mayor fuerza los intereses comunes de todos los sanitarios en Sevilla y en Andalucía.